La visión del Día de Evangelismo Global es que cada creyente comparta el Evangelio el último sábado de mayo de cada año.

El Día de Evangelismo Global es una oportunidad para que millones de cristianos puedan compartir el evangelio. Todos unidos en un movimiento mundial. El propósito de este día es que cada cristiano testifique y alcance a otros con el evangelio. No tenemos un evento central pero la idea es para trabajar desde tu propia comunidad, con la finalidad de que ganemos almas para cristo en todo de nuestros barrios, casas, vecinos, escuelas y lugares de trabajo, utilizando los dones que tu tienes a un nivel personal, iglesia o ministerio.